Un apartamento modelo en Barranquilla en la costa, claridad, frescura. Creamos texturas, materiales diferentes con un diseño aspiracional. Esquema de color entre azules y beige. Teniendo en cuenta que el espacio no era muy grande se usó uno o dos colores. Se personalizó el mobiliario. Se aprovechó la doble altura para ubicar una lámpara como punto focal. Se usó papel de colgadura para crear dimensión.